Screen Shot 2012-06-02 at 15.53.52

Ayer, luego de mi mensaje por watsap me fui a la cama, dolor por los dos conductos en mis dientes, (piezas 16 y 17) dolor, dolor, minutos, horas, no podía dormir del dolor y había tomado la máxima dosis de analgésico que podía tomar antes de hacer sobredosis, de nada servia, me dolía horrorores, 4am, lloré de dolor. Me levanto, agarro el teléfono (en ese momento es una gran decisión) llamé a emergencias de OSDE, pedí ambulancia con inyección!, ..no habían inyecciones en las ambulancias, me recomendaron una guardia en Paraguay y Talcahuano, me visto, casco, moto, Av.Libertador vacía, llego en 7 minutos, 5am, dentista me dice que dos conductos en esa zona no es normal hacer, me pule una base blanca que me habían puesto y la zona de los conductos era la primera en hacer contacto con los dientes de abajo, eso era lo que me estaba matando, le digo “dame una inyección, el dolor… cada minuto duele más” me dice, “no”. Le digo “que?” me dice “te tengo que escribir una receta para que compres un duo-decadron y otra para que te hagan la inyección en la guardia de un sanatorio”. Ok. firmas, firmas, firmas, moto, frio, ciudad vacia, Farmacity de Scalabrini Ortiz y no se qué, 24hs pero vacío, timbre timbre timbre, atención, compra, moto, Mater Dei, credencial de OSDE, y, epa, sorpresa, “debe abonar para la inyección” pago de 26 pesos por la inyección, espero 1 minuto, me llaman. Arranque a las 4am desde mi cama, ahora son las 6:20 y después de varias cruzadas por la ciudad consigo mi pinchaso ideal, duo duo duo decadrón!! Le digo a la enfermera “vacia el tarro” apuntando a mis muelas con mi dedo índice, me dice “si te pincho ahí te moris del dolor, esta va por todo el cuerpo” y le digo “y como sabe que me muele acá” Apunto nuevamente mis dientes. Me contesta “es inteligente, sabe. bajate los pantalones” epa. Me recuesto y me lo da en la cola. Me levanto, cierre campera de cuero, camino, los guardias de la guardia me miran y pienso que deben estar tratando de decifrar por qué estaba yo en la guardia, cual era mi dolor. Eso dura los 10 pasos a la puerta. Salgo. Llaves de candado, me agacho, opa, empieza a hacer efecto el duo duo duo-decadron. Alegría. Prendo moto, casco puesto, vuelta, ando por Av Libertador y empiezo a reirme, ja, y sigo, jaja, y me sorprenden más risas jajajaja, me tiento arriba de la moto, no podía parar de reirme aaaajajajajajjaja, el duo-decadron hizo efecto. Hoy me visitó mi padre que es médico y me pregunto si me había reido despues del pinchaso. Le dije que si. Me reía de la nada misma y me preguntaba de que carajo me estaba riendo, tuve que bajar la velocidad de lo que me reia. Llego a mi cucha. Cama. Sueño al fin a las 7am.

Leave a Reply